Leche enriquecida con Flúor: Efectiva prevención de caries en los escolares

Según estudio realizado por la JUNAEB, un sólo vaso de leche al día durante 3 a 4 años de consumo previene las caries.
Un sólo vaso de leche enriquecida con flúor al día durante 3 a 4 años de consumo basta para prevenir las caries en los escolares, de acuerdo a los estudios desarrollados por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) en conjunto con el INTA.

Los programas de suplementación alimentaria y de fortificación de alimentos en Chile datan de principios del siglo pasado. Estos programas han sufrido adecuaciones permanentes en el tiempo, adaptándose a los cambios epidemiológicos de nuestra población. Los programas vigentes hoy, involucran a la población infantil, a las embarazadas, a los adultos mayores y a algunos grupos específicos de alto riesgo.

Los primeros estudios relativos a la fluoración de la leche datan del año 2000. A los niños de comunidades rurales de la IX región se les reemplazó el gel fluorurado por leche fluorurada. Para este estudio se escogieron 38 mil escolares de 6 a 12 años de edad pertenecientes a comunidades rurales de la IX región, a quienes se fortificó con flúor la leche del desayuno diario.

Esta investigación fue desarrollada por JUNAEB con la asesoría técnica de los especialistas del INTA, en especial en la relación con los productores de la leche fluorurada y en el diseño experimental del plan piloto, que determinó estudiar a niños de 6, 9 y 12 años de edad.

El estudio se aplicó en 29 comunas de la IX Región. En el caso de las comunas de Freire y Loncoche, se continúo con el flúor gel durante el periodo del estudio (2000-2003), para comparar los efectos entre un programa y otro.

El primer seguimiento clínico al programa, efectuado en noviembre de 2003, determinó que las caries habían disminuido entre un 25 y 30 por ciento en los niños adscritos al PAE Fluorurado, en relación con la línea de base, demostrando que basta sólo un vaso de leche al día tras un período de tres a cuatro años de consumo para que se eviten las caries.

En todos los grupos de edades se observaron efectos similares en la reducción de caries a los obtenidos con la aplicación del gel fluorurado. Sin embargo, en los niños que tomaron leche con flúor durante tres años, se demostró una disminución significativa del daño oral inicial, como caries y pérdidas de dientes por caries. En el caso de escolares de edades entre los 9 y 12 años, se observó que de cada 100 niños, 31 de ellos no tuvieron caries.

Efectividad del Flúor

En Chile, las caries son un problema de salud pública. Un 84, 67 % de los niños de entre 6 a 8 años de edad presentan caries y sobre un 84 % de la población de 12 años tiene esta enfermedad. De ahí la importancia de incorporar métodos preventivos.

Diferentes estudios en el mundo y en nuestro país han demostrado la efectividad del flúor en la prevención de caries. La política del Ministerio de Salud en prevención de caries es fluorurar el agua potable. No obstante, en muchas comunidades rurales aún no se puede agregar este mineral en el agua potable.

La leche fortificada con flúor es una medida aplicable en las áreas rurales, que no cuentan con otra vía importante de administración de flúor. Además reemplazará la técnica del gel tópico fluorurado (que corresponde a la aplicación de una sustancia gelatinosa de uso tópico) y los enjuages fluorurados, que se proporcionaban a los escolares en aquellas zonas, donde no estaba implementada la fluoruración del agua.
En nuestro país, se ha estudiado la efectividad de esta técnica durante casi 10 años de estudios piloto con niños de la VI y IX regiones, demostrándose que la fortificación de la leche es tan útil como la alcanzada con otros métodos y además no presenta problemas secundarios asociados a su consumo.

Uno de los principales responsables de este programa en nuestro país, es el Dr. Alberto Villa, Profesor Asociado del INTA y Doctor en Química, quien comenzó a investigar sobre la posibilidad de fortificar la leche con flúor en el año 1986. A partir de entonces y hasta 1992, Villa junto a un equipo interdisciplinario de profesionales del Instituto, publicaron los primeros informes sobre la factibilidad técnica de fluorurar la leche en Chile.

Conjuntamente, desde comienzos de los '90, JUNAEB desarrolló un programa de prevención de caries mediante la aplicación semestral de gel tópico fluorurado a escolares de 1 º a 4 º Básico, en aquellas zonas rurales del país que no tenían el programa de enjuagatorios fluorurados, ni tampoco tenían agua potable con flúor. Sin embargo, el programa de gel tópico tiene un alto costo y requiere recursos humanos odontológicos, por lo que JUNAEB decidió aplicar un estudio piloto de efectividad de fortalecer la leche en comunidades rurales de la IX Región.

Anterior a este plan piloto llevado a cabo por JUNAEB y el INTA, entre los años 1994 y 1999, el INTA, institución que depende de la Universidad de Chile, bajo la supervisión técnica del Ministerio de salud y con el auspicio de la Unidad Oral de la OMS, realizó en Codegua, Sexta Región, un estudio de efectividad de la fluoruración de los productos lácteos del Programa Nacional de Alimentación Complementaria. Los resultados clínicos, demostraron una reducción del 40 al 70 por ciento de los índices de caries de la dentición temporal de los preescolares que participaron en esta iniciativa piloto.

Leave a reply


*