Desde Concepción los dentistas alzan la voz: ¡Sólo unidos y organizados podremos lograr nuestros objetivos!

Con miras a la jornada de Asambleas Resolutivas convocada para el día martes 1º de marzo, y continuando la coordinación con los distintos estamentos de la profesión, los colegas de los hospitales y de los consejos regionales han liderado la movilización de la Odontología nacional.

En distintos puntos del país las expresiones de adhesión a la convocatoria se han hecho notar. Tal es el caso del Consejo Regional Concepción, quien en voz de su presidente, Dr. Rolando Danyau, asegura que la autoridad ha tenido una política “poco reflexiva y de no escuchar la voz del gremio”.

  • ¿Qué rol debe asumir la Odontología respecto de la actitud que ha tomado el Ministerio de Salud luego de meses en que se le ha advertido de la injusticia que se está perpetuando a propósito de las modificaciones a la Ley 19.664?

Tal cual como hemos sido: un gremio abierto, apuntando siempre a una solución de consenso. Incluso, como ya se ha hecho, flexibilizando nuestras posiciones y descartando intransigencias. A pesar de ello, el Minsal no ha tomado en cuenta nuestra posición; teniendo oídos sordos frente a la necesidad de una política integral considerando los distintos gremios vinculados.

En general, se ejecuta una lógica poco reflexiva y de no escuchar la voz del gremio. El Minsal ha sido poco dialogante.

  • En los últimos meses, el Colegio ha hecho pública su preocupación respecto a las actuales condiciones en las cuales se desarrolla la profesión, tanto en lo vinculado con lo académico como así también en materia de atención. Teniendo lo anterior como antecedente, ¿Qué otras situaciones subyacen a partir de este conflicto con la autoridad a nivel de salud pública?

A pesar de tener, no sólo en Concepción sino en todo el país, una enorme y desproporcionada cantidad de Odontológos en formación, se podría decir que la salud bucal está en deuda con la salud pública. Sin embargo, el problema es al revés y radica en la deuda que tiene el Ministerio de Salud con la Odontología y la Salud Bucal del país.

No se ha considerado la voz de entes técnicos y referentes clínicos, dando como única solución a las falencias existentes  la formación irracional de especialistas sin tomar en cuenta lo que realmente se necesita. El tema, en simple, es que se forman muchos especialistas pero nadie sabe bien para qué ni dónde hacen falta.

En resumen, no sólo falta mayor atención y reflexión por parte de las autoridades con poder de decisión, sino que además se necesitan mayores instancias de participación. Personalmente, creo que los dentistas hemos tratado de aportar de manera generosa a sabiendas de los grandes problemas que existe en la salud pública a nivel odontológico. Lamentablemente, el Ministerio está en una posición intransigente.

  • A propósito de esa intransigencia, ¿cuáles son sus expectativas respecto a lo que se pueda lograr a partir de lo que se resuelva el martes 1º de marzo?

Soy más bien optimista: hemos creado una conciencia nacional. Además, cómo no ser optimista viendo el transversal apoyo no sólo de colegas en distintos servicios y zonas del país, sino también a nivel político/legislativo ¡Las comisiones de Salud de ambas cámaras nos han dado la razón!

Incluso a nivel mediático, hemos logrado instalar la importancia y trascendencia que tiene la Odontología, tanto a nivel profesional como en lo que a la salud de las personas significa.

  • A nivel de convocatoria, ¿Cómo espera que reaccionarán los dentistas del sector público?

Durante todos estos meses hemos actuado coordinadamente no sólo con la dirigencia nacional del Colegio, sino también a nivel local. Cada recinto tiene un representante, el que sirve de portavoz y se encarga de coordinar las distintas acciones que se determinen a nivel país.

Me parece que ese modelo asegura un amplio nivel de convocatoria, al menos así resultó durante las movilizaciones del año pasado. Sin duda, marzo comenzará con una gran cantidad de dentistas manifestando sus inquietudes y alternativas para destrabar el conflicto.

Es fundamental, eso sí,  que se mantenga esta lógica de trabajo coordinado y conjunto, con una orgánica clara y con sus respectivas dirigencias. Sólo unidos y organizados podremos lograr nuestros objetivos.

  • ¿Qué mensaje daría a los dentistas de Concepción y del país para que se sumen a esta convocatoria?

Los problemas que afectan a la Odontología, más temprano que tarde tocarán la puerta de cada uno de nosotros. Es importante hacer causa común en esta pequeña gran batalla: por la profesión, los dentistas de hoy y mañana y, en definitiva, por la salud bucal del país. ¡Todos unidos para frenar la injusticia que está cometiendo el Minsal!

asambleas_resolutivas-web_whatsapp

Leave a reply


*