Colegio de Odontólogos de España también denuncia intrusismo

María Eugenia Valle, presidenta de la misma orden en Chile, hace un llamado a la población a tomar los resguardos pertinentes a la hora de escoger el lugar de atención dental.

dentistas005Antonio Díaz, presidente del Colegio de Odontólogos de España, denunció a un  protésico dental que ejerce como dentista en la ciudad autónoma de Ceuta en España.

De acuerdo con el representante gremial “los protésicos no son dentistas, por ende no pueden operar como tales. Salvando las diferencias es como los arquitectos y los aparejadores. El protésico diseña los aparatos encargados por los dentistas, pero no puede intervenir más allá”.

Asimismo, el profesional de la salud dental develó que existe un importante número de falsos odontólogos, pero declinó a entregar públicamente sus nombres, ya que espera recabar todos los antecedentes necesarios para notificarlos al Comité Nacional de Intrusismo.

El caso chileno

El Colegio de Cirujano Dentistas de Chile ha jugado un rol relevante en denunciar el intrusismo en el país, en el marco de un trabajo más general respecto al control y supervigilancia ética del ejercicio profesional.

María Eugenia Valle, presidenta del Colegio de Cirujano Dentistas, solicitó a las autoridades la aplicación de mayores instrumentos de fiscalización para el sector público y privado, a modo de “salvaguardar la vida de los pacientes que corren graves riesgos al ser intervenidos por falsos profesionales”.

“Casos como el dentista de los famosos o el ocurrido en Linares recuerdan el drama que han debido experimentar cientos de pacientes cuyas secuelas, al producirse en la cara, no sólo son físicas, sino también sicológicas”, sostuvo la especialista.

Durante el 2008 el Colegio solicitó a la Cámara de Diputados el endurecimiento de las penas contra estas personas que actúan inescrupulosamente, por las consecuencias que tiene el intrusismo profesional y por ser uno de los temas más sensibles para la profesión y para la salud de la población.

Según explicó María Eugenia Valle cuando se apruebe esta iniciativa, quienes trabajen en el área de la odontología sin tener su título universitario, sufrirán penas de presidio entre los 3 años y 1 día y los 5 años, sin derecho a libertad.

Leave a reply


*